GRAFOLOGÍA: PERITAJE CALIGRÁFICO Y MAFIA

PERITAJE CALIGRÁFICO Y MAFIA

Cuando inicié mi labor profesional como Perito Caligrafío, allá por el año 2000, no encontré mayor problema que mi falta de experiencia para emitir informes. Con el tiempo fui desarrollando una buena técnica que me ha servido para perfeccionar mi trabajo como perito, mi actuación en juzgados y tribunales y mis informes.

El problema no es tanto de trabajo como de la presunta "mafia" que existe en la designación de peritos calígrafos.

No se cómo funcionan otros ámbitos de la pericia, pero en el de los peritos calígrafos es un verdadero caos por varias razones:

1ª. Cualquiera puede actuar como perito calígrafo ya que no se requiere de ninguna titulación oficial; tampoco se requiere la colegiación a ninguna asociación medianamente seria, ya que carecemos de colegio profesional.

2ª. Nadie sabe cómo, cuándo y quién es designado para actuar ante los tribunales como perito. Este asunto ha sufrido altibajos a lo largo de la historia reciente pero nunca ha sido totalmente transparente.

3ª. En el caso de los peritos calígrafos, y al no tener un único colegio profesional o institución o ministerio que controle a este colectivo, se da la realidad que existe un sinfín de listas de peritos. Los peritos tienen que apuntarse en varias listas para tener mas opciones de trabajar. Muchas de esas listas se entregan directamente en los juzgados y son estos directamente los que llaman.

4ª. La ley y la realidad son cosas distintas en esto de la designación de peritos. De hecho hay asociaciones que no han sufrido crisis o parón en las llamadas y son quienes se reparten, al parecer, todo el trabajo de juzgados y tribunales en Madrid.

En mi caso llevo más de tres años sin que ningún juzgado me haya llamado para realizar una pericia. Hasta 2013 realizaba 2 ó 3 pericias al año para juzgados en Madrid. Desde 2014 no he realizado ninguna. Solo hago pericias de parte.

Parece que coincide este momento de parón de llamadas de pericias por parte de los juzgados y tribunales de Madrid con la gestión que se realiza desde 2014. En efecto, hasta 2014 era el decanato quien realizaba el llamamiento de peritos calígrafos desde el servicio único de designación de peritos. Desde 2014 se hace desde el TSJM. Algo no se está haciendo bien para la totalidad del colectivo. ¿Se está perjudicando a la mayoría para facilitar a una determinada asociación o a unos determinados peritos la realización de todas las pericias caligráficas de los juzgados y tribunales de Madrid?

Dicen que fue la actual alcaldesa de Madrid, cuando fue decana, quien puso los cimientos para acabar con las astillas de los juzgados madrileños pero ¿quién va a investigar el asunto de las designaciones de peritos caligrafos y va a acabar imponiendo un sistema justo para todos?

La solución es muy sencilla: un registro único de peritos en el TSJM y gestionado por un servicio único de designación de peritos. Esperemos que así sea y se acabe la sequía para unos y la abundancia para otros.

No hay comentarios: