GRAFOLOGÍA: LO QUE DE VERDAD IMPORTA

LO QUE DE VERDAD IMPORTA

Hoy he tropezado con dos realidades que me han parecido importantes, por un lado, y que da título a esta entrada, un vídeo que me ha hecho preguntarme por lo que realmente es importante en la vida.

Antonia Cabrera, tenía 15 años cuando sufrió un derrame cerebral. Esta chica lo tenía todo: belleza, amistades, familia, futuro. Pero ella, después de recuperarse de este accidente que parecía tener un final trágico, asegura que lo mejor que le ha pasado en la vida fue su derrame cerebral. 

Cambió su vida, cambió su forma de ver la vida, cambió su realidad. Por si solo este motivo es suficiente para que le dedique una entrada. Me ha parecido una historia grandiosa de la que podemos aprender sobre lo realmente importante en la vida.



El  Dalai Lama decía: "El hombre sacrifica su salud para ganar dinero. Y cuando lo consigue sacrifica su dinero para recuperar la salud. Y está tan ansioso por el futuro que no disfruta el presente; el resultado es que no vive ni el presente ni el futuro; vive como si nunca fuese a morir y entonces muere sin haber vivido realmente nunca". Antonia ha entendido esto muy pronto y brutalmente, pero ahora vive.

La otra realidad es un artículo de una gran pedagoga y bloguera, Sonia Rodriguez Muriel (@sonia_muriel). Tiene una entrada en su blog, Pasión por los RRHH, por las personas, que me ha parecido que nos podía servir y que va en la misma dirección que lo que nos propone Antonia en su vídeo. Nos hace una pregunta: ¿Y tú que eres? ¿Pollo o pato? Muchas veces lo que recibimos de la vida, o al menos así lo creemos, son jarros de agua fría que nos hacen permanecer mojados e incapaces de desenvolvernos, somos pollos; en cambio, si somos nosotros los que decidimos cómo nos va a afectar aquello que la vida nos envía, cómo lo vamos a gestionar, entonces somos patos e igual que ellos, nos sacudimos rápidamente y continuamos nadando porque el agua forma parte de su hábitat natural. Las dificultades, las incertidumbres, los conflictos son parte de la vida. No se trata de que nos resbale por la espalda aquello que nos ocurre, sino de recibir el agua, aceptar que nos cae encima, coger lo que necesitamos y rechazar el resto con una buena sacudida para continuar nadando por el mar de la vida. 

Lo importante en la vida es el presente, el ahora, no hay otro momento, ¡disfrútalo! y las personas, todas, pero fundamentalmente aquellas que ahora mismo tienes más cerca, tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo, de clase, de equipo... Las personas son las que enriquecen nuestras vidas y las llenan de experiencias. Es importante ver el vídeo y leer el artículo de Sonia. 

¿No crees que lo importante en la vida es lo menos serio que la vida tiene?

2 comentarios:

Rocío Quiles dijo...

Si. Lo creo!! Gracias por tus aportaciones

EPIFANIO QUIROS TEJADO dijo...

Gracias a ti Rocío por pasarte por aquí y dejar tu comentario. Saludos.