GRAFOLOGÍA: CRISIS DE VALORES EN ESPAÑA

CRISIS DE VALORES EN ESPAÑA

Me llama mucho la atención algunas de las cosas que están pasando en estos últimos días en nuestro país:

1.- La sentencia que del TribunalEuropeo de Derechos Humanos que anula la doctrina Parot. A los condenados conforme al Código Penal de 1973 no se les podrá seguir aplicando esta doctrina para mantenerlos en la cárcel:

   * Los políticos que hemos tenido en España en todo el periodo democrático pudieron cambiar el Código Penal para que estos mal nacidos que ahora saldrán de prisión se hubieran podrido en la cárcel durante el resto de su vida. Si no lo hicieron son responsables directos. 

    * Si esto hubiera pasado en EE.UU., Alemania o Inglaterra la doctrina Parot se hubiera seguido aplicando dijera el Tribunal Europeo lo que dijera. Por tanto España es un país de pandereta y sin relevancia a nivel internacional.  

2.- La sentencia del caso Prestige. Parece ser que el barco se hundió porque quiso y no hizo caso de los gobernantes que le ordenaron no ensuciar la costa, no matar la fauna y no perjudicar la economía de España. Los jueces que han juzgado este caso, reconocen en su "sentencia los daños económicos que sufrió la costa: "63.000 toneladas de fuel, 170.000 residuos, 2.900 kilómetros de costa y 1177 playas afectadas", pero asegura que "no existe responsabilidad penal", puesto que "nadie sabe exactamente la causa de la avería". En este sentido, el fallo establece, entre una de sus conclusiones, "la dificultad de atribuir responsabilidades precisas y la imposibilidad de investigar en detalle algunas cuestiones", aunque considera probado que hubo un fallo estructural en el petrolero, un "mantenimiento deficiente". "La empresa propietaria del barco sabía que sus condiciones no eran las adecuadas pero lo ocultó", ha dicho el magistrado durante la lectura del fallo"

El vertido en el Golfo de México no tuvo la misma suerte. BPtuvo que pagar miles de millones de euros y además tuvo que invertircantidades astronómicas en la limpieza de la zona. En España se van todos de rositas y además no se puede sentar en el banquillo al gilipollas que nos gobierna y a sus secuaces que gestionaron igual de mal aquella catástrofe como la crisis económica actual.

3.- La corrupciónen nuestro país es alarmante: no hay ninguna institución, político, organización, sector o persona en este país que no esté salpicada por la corrupción. Da envidia ver como en otras culturas porel hecho de copiar una tesis un ministro puede dimitir o que la simple sospecha de corrupción acabe con la carrera política de algún geta. Esta crisis es de valores y se arregla con más valores individuales y colectivos. Con tolerancia “0” ante la corrupción individual y social.

No hay comentarios: